Requiem for a Dream


"El domingo habrá una fiesta,
habrá mierda de la buena,
podrías pasarte"



Este fin de semana tuve la oportunidad de ver una de las películas que, en mi opinión, es una de las más inteligentemente escritas y producidas: Requiem for a Dream.

Esta película retrata el proceso patológico de recurrir a las drogas para mantenerse en una realidad ficticia, que sane momentáneamente, el fracaso, el dolor, la desesperación y la soledad. Refleja crudamente la falta de amor que existe entre los personajes así como la constante búsqueda de aceptación de ellos, por diferentes medios.

La historia gira en torno a un joven adicto a la heroína, su madre, su novia y su mejor amigo, exponiendo cada uno de ellos un sueño personal; sueños que se desencadenan es los satisfactores personales que creo todo ser humano busca: amor, felicidad, éxito, aceptación.

En este filme somos fieles testigos del decaimiento que va sufriendo cada uno de los personajes durante su búsqueda personal, somos testigos del abandono de sí mismos al poner en entredicho los valores y creencias personales para lograr su tan anhelado sueño. El desgaste que sufre cada personaje es predecible en ciertas ocasiones, pero el filme lo plasma de una manera tan cruda que nuestra mente no es capaz de imaginar. Podemos percibir, al lado de los personajes, sus emociones y pensamientos, los sonidos, los olores, los colores.

Es así que la caminata de cada uno de sus protagonistas, lo largo de la trama, gira en torno a su adicción a las drogas y a la forma en como se agudiza dicha adicción, por distintas circunstancias en cada uno de los casos, pero al final del día con una misma meta, con un mismo fin: el de obtener los diversos satisfactores personales que, como comenté en un inicio, terminan vinculándose y convirtiéndose, de cierta manera, en satisfactores universales.

La agudización de la adicción a las drogas va marcando la velocidad del filme, va haciendo efecto en cualquier protagonista y podemos acompañar a cuelquiera de ellos en su depresión, ansiedad o excitación. Los colores, la luz, la oscuridad, la música y el silencio se integran a la trama de manera inteligente, de tal forma que juegan un papel decisivo en cada una de las etapas y cambios sufridos por los protagonistas. Es así que la trama va avanzado hacia el climax de manera sútil pero cruda y el final es totalmente impactante e igualmente doloroso.

Requiem for a Dream es un filme que retrata la constante lucha del ser humano por cumplir sus sueños, sus ideales, sus metas. Habla sobre la lucha diaria por vencer nuestras limitaciones, más que físicas, emocionales, y llegar con ello a la plenitud existencial. Necesariamente retrata las falsas muletas que utilizamos para llegar a ese sueño personal, estando inconscienes o conscientes del efecto que las mismas producen en nosotros así como al hecho de que el resultado que obtendremos no será necesariamente el anhelado.

La película es cautivante de principio a fin, envuelve y provoca el mismo estrés, angustia, tristeza, felicidad, frustración, que cada uno los personajes experimenta a lo largo del filme. Es capaz de hacernos reir y sufrir a su lado. Pero sobre todo, es capaz de hacernos reflexionar, de una manera cruel, cruda, real, que no es necesario asirnos de falsos estimulantes, falsas muletas, para lograr nuestras metas personales; no es necesario tocar fondo para darnos cuenta que siempre existe un camino que, aunque en inicio se mire más difícil y sinuoso, es el correcto a tomar.

Es importante estar conscientes que una vez que tenemos contacto con al menos una de estas falsas muletas, es sumamente fácil allegarnos y asirnos de todas las demás que le rodean; pero que es sumamente difícil dejarlas a un lado, soltarlas, superarlas, para poder regresar con ello a la sanidad mental, física y espiritual.

Comments

Rodrigo said…
Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

Popular Posts