The First Day



powered by ODEO

Y resulta un tanto estresante el cambio constantes, cuando lo que más deseo por ahora es permanecer estable, en la medida de lo posible... "estable"... "estático"... nada permacene en tal estado, todo siempre cambia, se transforma, crece o desaparece, pero jamás permanece por, simplemente, permanecer.

Y aunque es saludable es cambio, el adaptarse, el abrirse a nuevas experiencias. ¿Qué pasa cuando uno no es capaz de acoger todos los acontecimientos de la manera, digamos, más correcta, más leal a nosotros mismos? ¿Qué pasa cuando nos sentimos impedidos de aceptar, y en lugar de ello permanecemos en una lucha constante, aunque sea en nuestro inconsciente?.

¿Impedida? ¿Y qué es lo que me lo impide? ¿Qué es aquello que me impulsa, me frena, me detiene y me echa para atrás? ¿Incapacidad? ¿Miedo? ¿Defensa? Si bien he pasado por momentos que, aunque no similares, reflejan la dificultad de mi ser a enfrentar estas situaciones, circunstancias o llámese como deseen, también he aprendido poco a poco, en las caídas, he ido aprendiendo... Y reitero el "poco" porque parece que aprendo a "paso gallina" y es que, en ocasiones, me encanta sabotearme a mi misma... Cuando estoy "segura" de algo, busco personas, situaciones, palabras o actitudes que me hagan retroceder, que me hagan cuestionarme y, sin embargo, termino haciendo, reiterando, retomando, lo que en principio creí "óptimo".

Ya casi transcurridos 28 años de vida, tal parece que el fin de la lección se ve más lejano que nunca. Tal parece que el estudio de "cómo vivir" nunca se acaba... Los satisfactores personales cambian constantemente... A veces muy en contra de nuestra esencia, de nuestro valor predominante, o por lo menos, de áquel impuesto a nivel social... ¿Y qué demonios si me siento feliz? ... ¿Feliz?.... ¿Se puede llamar "felicidad" a esos 5 minutos dedicados en virtud de un compromiso ajeno a mí? ¿Se puede llamar "felicidad" a las consecuencias por venir, indudables, latentes, tangibles, obvias, innegables, reales, que mis actos tarde o temprano atraerán? Y aunque la respuesta suena fácil, como fácil también resulta dar consejos sin ponerse en mis zapatos, yo decido siempre tomar el camino contrario, el sinuoso, difícil, empinado y empedrado... ¿Será mi satisfactor personal el "sufrir" ?.

Aunque mi "Pepe Grillo" constantemente susurra a mi oído sus ya redundantes consejos, la terquedad que me caracteriza -quiero pensar- me lleva a destapar, una vez más, ese lado "aventurero" que tantos sinsabores me ha traído. ¿Por gusto? Quizá... No sé responder a tanto cuestionamiento cuando mi razón se ve cada vez más ofuscada por el tumor emocional que crece dentro de mí... No sé o no quiero responderme lo obvio, lo correcto, lo real.

Porque aunque crecen las frustaciones -siendo esto muy mala señal en cuanto a la estabilidad de la que hablaba al inicio- prefiero quedarme con el buen sabor de boca que me produce, extrañamente, la situación... Y espero la reciprocidad, pero tampoco finco mis deseos en ello... No sé sinceramente qué esperar, y mucho menos qué esperar de mí... Hoy "siento" algo, mañana "razonaré" otra cosa... ¡Qué joder con tantos términos! Que si razón, que si sentimiento... ¡Caray! todo es cerebro, corazón, hígado -por aquello de la bilis- cuando simplemente se trata de aprender, de entender, de aceptar, que cada día que pasa es como si fuera el "primero" de nuestra existencia y el "útimo" por disfrutar... Si bien debemos ser más cautelosos cada día, debemos también abrirnos a las experiencias, a las situaciones, a los sinsabores, porque uno no disfrutaría tanto sin cada pequeño ingrediente que la vida nos regala... ¿Hay que sufrir? Por supuesto! ¿Habrá felicidad? Desde luego! En cada cosa, en cada especia, está es sazón de vivir.

Vive tu vida como si fuera el primero y el último de tu caminar en el mundo terrenal. Ama, apasiónate, entrégate... Ríe, llora, recuerda... Haz de tu existencia un platillo esquisito, lleno de sabores, de olores, tanto que sea capaz de evocar recuerdos, de despertar sensaciones, de hacerte despertar... ¡VIVE!

Comments

Popular Posts