Reencuentro

El volver a verlo agolpó mil recuerdos, sabores, olores... Desató sonrisas, lágrimas, y finalmente, miedos que creí enterrados... Aunque el tiempo ha transcurrido con singulares novedades a la par, sería mentira afirmar que es un ciclo "cerrado"... Puede ser que sea un ciclo "arrinconado" por necesidad, un ciclo "relegado" por el uso de la razón no así del no del corazón; sin embargo, no es un ciclo muerto, por el contrario, sigue latente y tangible, como ayer.

Palabras, no fueron necesarias. Miradas, en ocasiones entrelazadas... Actitudes, siguen lastimando. Indiferencia, continúa calando. No hablo de dolor sino de un extraño sentimiento de vacío. El tiempo de "sanación" provoca hoy que el encuentro sea menos tortuoso pero, sin embargo, despierta cierta ansiedad en mí.Aunque la tranquilidad es ahora más cercana, no se deja de sentir por ello un nudo en el estómago, los nervios típicos de un primer encuentro y por supuesto, no se deja de sentir la nostalgia, esa sensación de extrañar lo que fue, no así lo que será, puesto que está claro que nada más sucederá.

Un paso a la vez, pero siempre caminando hacia la libertad emocional que tanto anhelo, tratando arduamente de dirigirme hacia la aceptación y la revalorización de un ser humano: yo.

"Corres tras un sueño, tropiezas con la realidad".


Comments

Popular Posts