Me queda de ti...

¿Qué me queda hoy de ti?
La mirada siguiéndote los rumbos
y el anhelo de mis manos desolladas.
Me queda un lecho incompartido
y un contorno vacío entre los brazos.
Me quedan mis labios, exánimes, mustios,
mordidos en sueños carentes de besos.
Me queda esta piel febril, sin conocerte,
me queda tu ausencia y la certeza
de que no te queda de mí ni la nostalgia.
¿Qué me queda hoy de ti, después de tanto darme?
Tu risa percutiendo en mi cerebro, tu voz,
una tristeza inútil, un menguado llanto,
y este incompetente intento de olvidarte...

Remedios Varo
Octubre 1997

Comments

Popular Posts