It's Gone


I hold an image of the ashtray girl
Left cigarette burns on my chest
I wrote a poem that described our world
And put our friendship to the test
And late at night while I was on all fours
She used to watch me kiss the floor
What's wrong with this picture?
What's wrong with this picture?

Es el colmo tener que insistir, tener que ceder y doblar el orgullo como si fuese tan fácil para cualquier ser humano. ¿En qué momento perdió Barbie el piso? ¿En qué momento imaginó que podía conducirse más allá de sus convicciones, de sus auténticas convicciones? ¿Cuál es la verdadera razón de la insistencia, la terquedad, la obstinación? ¿Cuál es, si solamente obtiene un “no sé” como respuesta? Un “no sé” que parece eterno, y que en definitiva, está comenzando a creer es sinónimo de un “no”.

¿A qué le tiene miedo? ¿Acaso es el temor a perder? Sería tonto si fuere así… ¿Se puede perder algo que jamás se tuvo? ¿Se puede perder algo que nunca se ganó? En definitiva las cosas, las situaciones, las personas están marcadas desde el momento en que se compaginan en un solo punto… ¿Destino? Quizá… Y es que Barbie no cree en el destino como algo predeterminado… Barbie cree en forjar, en labrar, en construir nuestro camino por esta senda, en hacer o dejar de hacer, con convicción, aún sin saber si llegaremos al fin que nos habíamos propuesto en inicio.

Y se enoja, se nubla… y de pronto, todo le parece más claro… Barbie se ha estado culpando de algo en lo que no tiene absoluta responsabilidad. Barbie ha adquirido las culpas y castigos impuestos por otros y ¿qué ha obtenido?... simplemente más confusión, más incertidumbre y, en el camino, más degradación. A veces le parece claro, a veces simplemente no logra –o no quiere- ver lo que está, lo que existe, lo tangible.

¿Qué es lo que hice mal? –piensa- ¿Qué pudo ser tan grave como para provocar este desenlace? En el fondo sabe, que lejos de hacer mal, lo único de lo que puede llamársele culpable, es de haber dado a conocer sus sentimientos… Y sí, en los sentimientos se engloba el arrepentimiento, el arrepentimiento por entregar, por creer… el arrepentimiento que ahora con “sus” acciones se fortalece, y Barbie se da cuenta que lejos de herir, sólo dijo lo que consideraba era verdad.

Y tiene miedo, miedo de tomar la decisión final, la que por lo menos hoy, quiere considerar como final. Sigue culpándose, inconcientemente… Sigue buscando atajos para llegar, para convencer, para obtener… ¿Y realmente obtendrá algo? ¿O simplemente satisfacerá su capricho? ¿Miedo a desprenderse de lo que tiene, por limitado y banal que esto sea? ¿Miedo a estar sola? Quizá… y lo único que puede argumentarse es que no debiera sentir ese miedo a la soledad, porque siempre estuvo sola, jamás en "su" compañía, jamás en “su” mente o en “su” corazón, nunca vivió en “sus” palabras ni en “sus” pensamientos… nunca fue suyo… Entonces ¿por qué lo quiere retener?

Hang on
Though we tried
It's gone


Comments

Popular Posts