Las Niñas Grandes No Lloran

¿Por qué constantemente estamos en busca de "algo"? ¿Por qué a costa muchas veces de nosotros mismos? Cual adolescentes buscamos lo "nuevo", lo "emocionante", eso que nos "llene", lo que nos haga sentir "vivos"... y sin embargo, ¿cuántas veces no hemos caído en ese vacío, en esa soledad aún rodeados de un mundo lleno de vida? ¿cuántas veces oímos mas no escuchamos? ¿cuántas veces pareciere que estamos presentes y sin embargo, nuestra ausencia es lo único que se percibe?

Justamente el día de hoy, Barbie se preguntaba a unos minutos de desperar ¿qué es lo que quiero? ¿qué es lo que necesito? ¿por qué siento que no estoy completa? ¿por qué insisto en buscar cuando sé que tengo lo necesario? y es que... en ese afán de buscar, de encontrar, de encontrarse, Barbie se siente en soledad, y esa soledad le aterra... y camina en contra de sus ideales, de sus estándares, de los valores autoimpuestos... pero ¿qué caso tiene? ¿qué caso autoidealizarse cuando sabe perfectamente que somos imperfectos y que en esa imperfección comenzamos a ser lo que relamente deseamos llegar a ser?... Ella no se da cuenta, no quiere darse cuenta simplemente...

Cuánta falta le hace aprender a perdonar y dejar pasar... Busca encontrar nuevos caminos, nuevas situaciones, nuevas personas... ¿Me habré equivocado? -Por supuesto- se responde para sí.... Porque las decisiones, a veces acertadas y otras erróneas, la hacen la mujer que es hoy... ¿Mujer o niña? ¿Madura o infantil? ¿Fuerte o vulnerable? ... las respuestas Barbie las sabe... Niña porque no ha podido desarraigarse de un pasado que "necesita" para seguir adelante... pero ¿realmente lo necesita?... Infantil porque muchas veces su corazón domina a su razón... Vulnerable porque ella así lo permite... y la pregunta en consencuencia: ¿es malo?... la respuesta a criterio personal es negativa... Barbie necesariamente necesita evolucionar, pero tiene miedo a ese cambio, a ese paso... solamente se aferra a recuerdos, a situaciones, a vivencias, a personas, a vicios...

Y cuánta suerte ha tenido a lo largo de su camino por el autoconocimiento... Las decisiones que ha tomado ciertamente han afectado de manera potencial su vida, su forma de ser, la manera de ver la vida, su deseo de seguir y luchar... y Barbie está consciente de ello... y sin embargo el hurgar en ese cajón oscuro, en esos recuerdos enterrados, le duele... Le duele y le alegra, porque bien dicen que la aceptación es el primer paso... pero ¿qué pasa cuándo el miedo domina esa aceptación? ¿qué pasa cuándo es más fácil negar que luchar?

La vida, a lo largo de nuestro camino, está llena de vicicitudes, y aunque cueste creerlo, por lo menos a Barbie, debemos estar ciertos de que existe una fuerza suprema que nos impulsa, que nos da esa energía, ese empuje, esa esperanza... ese "algo" o "alguien" que no nos limita en cuánto vivir experiencias ... las cosas malas o las buenas, las personas que marcan nuestras vidas, la actitud que tomamos ante las circunstancias...
Para Barbie es difícil pensar porque de pronto se acumulan sentimientos, ideas, recuerdos... trata de dilucidar que es lo que siente mas no logra definirlo... y sólo desea, y pide a ese ser supremo, la paciencia y fuerza necesaria para seguir luchando, para seguir viviendo, para seguir tropezando, para poder levantarse... para ser la persona que hasta hoy es, para seguir gozando esa libertad de decisión que la caracteriza... ¡Qué importa si comete errores! Barbie es humana...

Permíteme seguir equivocándome porque en ello encuentro la riqueza de lo que hoy soy, porque en ello encuentro la razón de existir... Pero dame la fortaleza y la sabiduría para aprender la lección de cada uno de esos momentos y hazme capaz de sentirme en condición para seguir siempre adelante...

Comments

Popular Posts