Ser una Cabrona ¿Fantasía o Realidad?



Hace no mucho que Barbie se cuestiona ¿Qué pasa con las relaciones sociales entre hombres y mujeres? ¿Es tan difícil que uno de esos cuentos de hadas, de esas historias de película romántica tirándole a drama-comedia se hagan realidad? ¿Por qué cada vez parece más difícil que una "pareja" se una y permanezca como tal?

No hace mucho, platicando con sus amigas, una de ellas le recomendó que leyera ciertas obras "literarias" que, en un principio basándonse en la malas experiencias a nivel sentimental a la fecha vividas, eran perfectas para "entender" a los hombres, pero en el proceso de la lectura, Barbie se fue dando cuenta que, más allá de centralizar la idea en “Cómo comportarnos para conquistar a un hombre”, estas peculiares lecturas relamente tenían su trasfondo: "Cómo comportarnos para ser autosuficientes, sin miramientos, sin dimes ni diretes, sin miedo a los convencionalismos impuestos por la sociedad" (y esto no quiere decir caer en el libertinaje).

Barbie quiso pensar, tratando de tapar el sol con un dedo, que se trataba de obras a manera de guía para sacar a flote la seguridad, la confianza y la independencia de la mujer… pero no sólo a nivel emocional en materia “masculina” por decirlo así, sino como un tipo de guía para acrecentar la inteligencia emocional de la mujer en cada terreno de sus vidas, llámese personal o profesional y todo lo ello conlleva. What a waiste! Barbie estaba plenamente consciente que lejos se trataba de eso... Barbie sabía que estaba allí sentada, en el sofá de su pequeño departamento, leyendo una serie de patrañas que quizá, y sólo quizá, le ayudarían a mejorar sus relaciones sociales, y en específico, sus relaciones con el sexo opuesto...

En el inter de la lectura, Barbie pudo conocer un sin fin de "principios" que podría seguir para convertirse en una mujer auténtica, sin tapujos ni tabúes, sin miedos ni incertidumbre, y sobretodo, con un respecto enorme a sí misma, con la dignidad siempre en alto (diría su tan sabia madre)… Una mujer incapaz de dejarse pisotear ni amedrentar por nada ni por nadie… una mujer capaz, sagaz, inteligente, independiente… Bueno, tal parecía que Barbie podía visualizarse ya como una auténtica cabrona con los hombres... pero más tardó en terminar la lectura que en darse cuenta de la realidad...

Hubiera sido bonito para Barbie probarse a sí misma que tal desprendimiento de sentimientos y emociones, que tal endurecimiento del corazón para dar paso exclusivamente a la "razón", serviría para darle un giro interesante a su vida... Y se recalca el hubiera, porque en este caso, el hubiera sí existió... y las preguntas que probablemente nos saltan inmediatamente a la mente, viendo a Barbie tan encaminada en ese tema de la mujer maravilla inalcanzable se resumen necesariamente en... ¿Por qué? ¿Qué pasó? ¿Qué la detuvo?

A Barbie le hubiera gustado ser una de esas mujeres fuertes, de esas que se presumen en las revistas que tanto animan a las mujeres a luchar por nuestro desarrollo personal y profesional... digamos que más personal que profesional y eso sí, con un toque de comedia, un poco de sabios consejos de las lectoras, unas tantas recetas para la dieta semanal, el tan esperado tema sexual del mes y por supuesto, los imprescindibles horóscopos y pronósticos de la buena suerte... Pero Barbie, en su eterno afán por cuestionarse cada cosa que sucede a su alrededor, en esta ocasión se preguntó si realmente valía la pena estar jugando a ser otra persona, si realmente podría pretender ser alguien más y por cuánto tiempo podría sostener semejante mentira...

No fueron suficientes las prometidas recompensas a obtener, no fueron suficientes los consejos de los "expertos en la materia" ni fueron suficientes las favorables experiencias de las colegas lectoras... ¿Por qué? Porque Barbie nunca ha podido negar su esencia, es una mujer con alma de niña, de adolescente en ocasiones, una real drama queen... Barbie es simplemente como es: 99% emocional y 1% racional... Entonces, de que vale jugar a ser la "cabrona" de la semana si ella sabe perfectamente que el papel protágonico le durará sólo unos días...

Barbie no niega que sería una experiencia interesante... No niega que quiere probrarla y quizá poner en práctica algunos de los principios aprendidos... pero... siempre hay un pero, Barbie no niega que lo que la hace única y lo que la hace especial es precisamente su manera de ser y de responder a la gente... Pero Barbie... por Dios!! hay una delgada línea que separa el ser noble de ser un auténtico pendejo! Barbie insiste en pensar que "noble" es el adjetivo adecuado... y a final de cuentas, Barbie sabe perfectamente que no necesita convertirse en una chica superficial para solucionar sus conflictos existenciales, Barbie tiene muy claro que en ella está la decisión y el tomar acción en cada aspecto de su vida... llámese trabajo, amigos, familia o pareja... Ciertamente Barbie no disfruta sufrir, pero está convencida de que sin lugar a dudas, la mejor manera de vivir al límite es simplemtente VIVIR... con lo bueno y con lo malo, sin pretenciones de ningún tipo, sin huir de su esencia... Barbie no quiere ser una cabrona, Barbie solamente quiere ser Barbie...


Comments

Popular Posts