Tuesday, November 25, 2014

Monday, November 24, 2014

THAT'S ME...


"That's me in the corner. 
That's me in the spot light.
Losing my religion."



MODERN FAIRYTALE

Oh well... I feel like I have to pour my heart out... Love is unexpected, unpredictable. Love doesn't always come in the form we want to. Love can be breathtaking and heartbreaking at the same time. Love can be tender and passionate. Love can be the best and the worst thing that can ever happen to us in a specific moment and under a certain circumstances. Love can make you happy and miserable all together... I guess it is up to us. Love is a journey, a rough one.

No matter what, no matter how many mistakes I may make during this journey, I will always choose crazy and non-sense love over reason. I choose YOU today, with all the laughs and tears I'm aware there's certainly gonna be... because even when I know it may don't last forever (it depends on you, sadly), the only thing I'm certain right now is that I feel alive with you, as I've never felt in a long time.


"This is a modern fairytale

No happy endings
No wind in our sails
But I can't imagine a life without
Breathless moments
Breaking me down down down"




Sunday, October 27, 2013

GOING BACKWARDS


But I´m leaving
this worry town.
Please no grieving
my love,
understand.

Tuesday, October 08, 2013

LA VIDA TE DA SORPRESAS, SORPRESAS TE DA LA VIDA.



Este último mes ha sido de verdadera introspección. Adrede o no, he puesto distancia a ciertas situaciones, distancia que efectivamente era necesaria para ver las cosas del color del que realmente son. No obstante lo anterior, también he eliminado algunas barreras que -aun y cuando hoy no estoy segura si haya sido una buena o una mala decisión-, situación que al final del día me ha ayudado a conocerme un poco más a mi misma y sobre todo, a aceptar y tomar lo que yo quiero, independientemente de si terceros lo califican como “bueno” o como “malo” para mí. Al final del día, esa distinción la hago yo, solo yo.

Algunos dicen que las cosas pasan por algo; otros dicen que en efecto, pasan por idiotas, por ejemplo. Yo estoy acuerdo con ambas. Las cosas pasan porque somos nosotros quienes así lo decidimos y, desgraciadamente, a veces no nos encontramos dotados con la suficientemente inteligencia emocional/practica/whatever y terminamos eligiendo lo que nos hace mal, lo que nos daña, lo que nos estanca. A veces nos empeñamos en tener lo que por “destino” no nos tocaba, lo que no estaba escrito para nosotros, y todo por la necedad de que si “sientes” algo “positivo”, sea corazonada, sea instinto -llámenle como quieran-, el “outcome” debe ser, por igual, bueno. ERROR.

Siendo sincera, muy a pesar de todo, me encanta pensar también que siempre, sin lugar a duda, hay algo que aprender a cada decisión, por buena o mala que sea. Bien dicen que, a veces, el que las cosas no salgan como esperábamos, es lo mejor que nos puede pasar. TOTALMENTE DE ACUERDO.  A veces estamos ahí, intentando buscarle 3 pies al gato cuando en realidad tiene 4 -nunca he entendido esa frase anyway-, ahogándonos en un vaso de agua, haciéndonos de chivo los tamales pues, y la verdad es que la vida y la perspectiva que tengas de ella, es tan complicada como TU quieres que sea. Al final del día, cada uno de nosotros somos responsables de construir nuestro llamado “destino”, somos los escritores y los productores del filme de nuestra vida, no los actores, y sin embargo, vivimos creyendo que somos estos últimos, esperando que terceros escriban para nosotros finales felices, reencuentros apasionados, besos interminables, risas, globos… ERROR. La felicidad se construye de pequeños momentos y yo al menos, aun lo sigo aprendiendo, cada día me lo trato de recordar al despertar, y cuando por algún motivo lo olvido, la vida misma se encarga de recordármelo, así sin escapatoria alguna.

Total que aquí estoy sentada, escuchando “Wrecking Ball” de Miley Cyrus -sin comentarios-, haciendo un ejercicio de introspección bárbaro y en lugar de ponerme triste porque ciertas cosas no salieron como yo esperaba, o más bien, como yo quería que resultaran, estoy sonriendo y decido darle importancia tan solo a aquello que me hace una persona más plena, más feliz, mas en paz conmigo misma y dejando atrás la rabia, la ira, la frustración y la decepción de las cosas que me están dejando un mal sabor de boca en este momento.

A la fuerza, ni los zapatos entran. Ni hablar, que no se diga que no se hizo el intento y que no se diga que me retiro cual cobarde de la batalla, porque al menos esta vez, aunque duela, me siento 99% segura -el otro 1% es una constante en mi derivada de la ansiedad que me caracteriza cual buena Drama Queen que soy- de que estoy tomando las decisiones que efectivamente me harán crecer, personal y profesionalmente. Y qué pasa si la riego en el camino? Pues nada, no pasa nada, hay que seguir adelante, y sobre todo, hay que aceptar el “fracaso” por igual, y puntualizo la palabra fracaso porque como dije antes, a veces el que las cosas no resulten como esperabas, es lo mejor que te puede pasar.

Y al final no paro de sonreír porque sé que la vida da muchas vueltas. Y no, no porque esté esperando volver a encontrarme en ciertas situación o a toparme con ciertas personas, sino porque sé que lo que hoy dejo atrás, lo dejo consciente y tranquila. No más, no importa cuanta gente no se canse de repetirme que es una actitud “mamona” y “egocéntrica” de mi parte, se que merezco mucho, mucho más de lo que estaba acostumbrada a recibir hasta hace unas semanas. En efecto, la costumbre es cabrona y es traicionera.

Total que no sé ni por que termine escribiendo este post. Supongo que me sentía inspirada y quería compartir como me siento. Un cumulo de emociones soy, ya se imaginaran, ojala pudiera ser mas especifica pero bien dicen, “the devil is in the details”, y los pecados, los pecados se quedan en casa.

Thursday, January 17, 2013

DON'T FORGET TO BE THE WAY YOU ARE


So, here I am, becoming fully conscious... And it's kinda funny, because honestly, I don't know if I'm doing the right thing or not, but in the end, what do you call "right" or what do you call "wrong", you know? What I do know, for certain, is that I'm doing what I want to do. 

There will be consequences? I do believe so. But again, in the end, life is a process, a road to walk and explore, a test where you are not supposed to be perfect, you just have to be the way you are. 

I wanna live. I wanna feel. I definitely wanna laugh and fall in love, but I'm also sure I wanna be broken-hearted and yes, I wanna cry. I want to enjoy my life to the fullest. I wanna regret NOTHING. If I have to skip etiquettes / labels / rules / social norms... so be it! I don't really give care anymore, or at least, I don't really care about it, today.

I guess I am an incorrigible romantic, IN MY OWN WAY. Call me a freak, call me a "weirdo". You can call me selfish or you can even call me a bitch, but you know? I've decided to have a plenty life, to trust myself completely, to love myself dearly, again,ON MY OWN TERMS.

Do I tend to get attached to what other people call "bad things / situations / individuals"? It might be true, at least for now, dunno if it will remain that way in the nearest future. Who cares! Nor me for sure! Do I have doubts about my actions? Sure thing, I question myself every single day, but I won't let criticism to shut down my inner glow. 

Because in the end, it doesn't really matter, you know? Because in the end, life is about to bet for what you consider the best for yourself, for what fits you best. And I will keep repeating to myself "I have been always authentic and I will be authentic until the day I die". So, no matters what I do or what I choose to skip of tomorrow, I will always be a proudly SURVIVOR.



Monday, December 31, 2012

ADIÓS 2012...


2012 ha sido en definitiva un año de cambios. Cambios personales y profesionales. Un año que me deja muchas enseñanzas, millones de experiencias y tantísimas cosas en qué pensar.

2012 no fue un año fácil, pero sí fue un año benevolente conmigo, no me puedo quejar.  2012 significó un giro de 180° a mi carrera profesional al ser  transferida a oficina México, al tener la oportunidad de un intercambio internacional que, aún y cuando no se haya concretado, me deja la satisfacción de los logros alcanzados y que, al final, no quedó en mis manos.

2012 fue el año en el que recuperé mi salud, y les puedo afirmar que, habiendo protagonizado un viaje redondo al infierno de un desorden alimenticio,  no hay cosa más valiosa en la vida que la salud, mental, física y espiritual, sin ella, no tenemos nada, no somos nada.

2012 fue un año de proyectos que se quedaron en el tintero por circunstancias ajenas a mí, más sin embargo, puedo mirar de frente y decretar éxito en este 2013, porque ahora sé de lo que soy capaz.

2012 fue el año en que me enamoré no una, sino varias veces, de la idea de estar enamorada, de sentirme querida, de dejarme de sentir ajena a esta realidad. Aún cuando sentimentalmente no fue un año “ejemplar”, estoy agradecida por las experiencias, por dejarme ver que soy más humana de lo que quiero reconocer, que soy más normal de lo que creo, que soy una chica común y corriente que busca encontrar esa plenitud, no sólo a nivel profesional sino personal también.

2012 fue el año que me quitó la máscara, dejándome claro que sí, quiero enamorarme,  que tengo mucho que ofrecer, aún cuando sea complicada, aún cuando sea melodramática, tengo mucho que ofrecer, y allá afuera está ese alguien que sabrá valorar lo que soy. Es cuestión de paciencia y de creer  que merezco lo mejor.

2012 fue, también, un año de pérdidas, un año que se llevó a gente querida de este plano terrenal, pero aún y cuando no entendamos los designios de Dios/Universo, 2012 me enseñó a estar agradecida y en paz con lo que pasa a mi alrededor.

2012 fue año de nuevas amistades. Amistades que atesoro y de las que me siento sumamente agradecida. Amistades que me recuerdan, día a día, que nunca se está completamente solo.

2012 fue un año lleno de música. Música, el motor de la vida. Me siento bendecida, cada día un poco más, por tener la oportunidad de disfrutar una de mis grandes pasiones, sino es que la más grande. La música no sólo es capaz de cambiar nuestro estado de ánimo, es capaz de hacernos soñar, de unir almas, de unir corazones, y de unir maneras de pensar, que creo, es lo más importante. Música, lenguaje universal.

2012 fue otro año lleno de viajes, dándome la oportunidad de conocer nuevas culturas, hermosos lugares. Aún y cuando 2012 fue el primer año desde 2009 que no viajé a razón de un concierto, me siento satisfecha y bendecida, porque la vida me sigue dando abriendo puertas, mundos mágicos, realidades alternas, que conocer.

2012 también ha sido un año de innumerables estupideces. Unas más grandes que otras. Y sin embargo, aún ahora,  prefiero un “lo siento” a un “¿qué hubiera pasado si?”. No regrets, right?

2012, en resumen, fue un año lleno de matices, rico en experiencias, topado de amor y fuente de constantes enseñanzas. No puedo estar sino agradecida con él, con todo lo bueno y lo malo, si es que podemos encuadrarlo de tal manera. Cada sonrisa, cada lágrima, no fue en vano, y eso es lo que hizo del 2012 un año para atesorar.

Es así que no me queda sino pedir que el 2013 venga lleno de nuevas y profundas cicatrices, porque eso significa que habré de vivirlo intensamente, día a día, sin arrepentimientos.

Y recuerden, pase lo que pase, venga lo que venga, "everything will flow".




Thursday, December 27, 2012

PELIGRO



La aventura que posiblemente sea una más
Pero como siempre he sido muy intensa 
Pienso que te quedarás

NOCHES DE INSOMNIO

Y tu imagen acaricia mis recuerdos, tentándolos, haciéndolos víctima nuevamente de tu osadía.

Y me empecino en tenerte, a mi antojo, una y otra vez, aunque sea tan sólo en sueños.

Y a la par del "tic-toc" del reloj de pared, se agolpa en la mente y en el estómago ese beso breve.

Y me recuesto, soñando, esperando, que algún día se haga realidad.